6/6/2013

Excavadoras hidráulicas, el brazo multiusos

Las excavadoras hidráulicas, gracias a su gran versatilidad, potencia, resistencia y precisión se han convertido en una máquina clave a la hora de ayudarnos a construir el mundo en el que vivimos (desplazando cargas pesadas, extrayendo materiales, destruyendo lo que nos obstaculiza). Pero, ¿cuál es el secreto de esta fantástica máquina? Su brazo hidráulico por supuesto, que se asemeja a uno humano pero con la potencia que le da la hidráulica, y la tenacidad del acero, lo que convierte a estás máquinas en un brazo enorme capaz de muchas tareas. Ya, sin más dilación, vamos a adentrarnos en las partes y funcionamiento de estas maravillas tecnológicas

PARTES


Primero, para que cuando hablemos del funcionamiento estemos localizados y sepamos de que sitio de la máquina estamos hablando, vamos a describir las partes de la misma.


  1. Cuchara o balde
  2. Brazo
  3. Pluma
  4. Cabina
  5. Caja de la maquinaria (parte inferior)




FUNCIONAMIENTO


Una vez hemos visualizado las partes, vamos ahora a explicar el funcionamiento:

- La esencia de su funcionamiento son una bomba hidráulica de gran potencia y la válvula de control principal o MCV que se encarga de distribuir el aceite a presión a las diferentes partes que lo necesitan (cucharón, brazo, oruga...) para generar el movimiento de dichas partes. Desde los diferentes mandos de la cabina el operario manda el fluido a las partes deseadas para producir el movimiento y, dependiendo de la cantidad de movimiento que se desee, se enviará más o menos fluido a ese punto (lo que hace que tenga movimientos precisos.

 Ahora vamos a explicar con un poco de detalle como se mueven cada una de las partes gracias a este "corazón".

- Para desplazarse por el suelo las excavadoras utilizan o bien ruedas para superficies más sólidas, o bien la oruga para superficies menos estables y , para generar el movimiento en estas se usan motores de explosión convencionales.

- Para rotar sobre su eje 360º, ya entra en juego su sistema hidráulico: La cabina cuenta en su parte inferior con un engranaje que engrana interiormente a otro exterior situado en la caja de maquinaria. Así pues para girar, el operario, tira de la palanca que suministra aceite a presión a un motor hidráulico que a través de un sistema de engranajes hace que el engranaje mayor situado en la parte inferior de la cabina rote respecto al de la caja de maquinaria, produciéndose un giro (de la cabina y brazo)

- Para manejar el brazo el sistema es un poco más complejo: Para subir y bajar la pluma un par de cilindros de doble efecto son los encargados de este trabajo.

Cuando el operario acciona la palanca, el aceite a presión llega al cilindro, desplazando el vástago y elevando la pluma. Para mover el brazo el sistema usa un cilindro y una articulación (como nuestro brazo y el codo) para moverse, cuando en el vástago se produce el avance es como cuando doblamos el codo, la articulación hace que el brazo de la excavadora se doble (y descienda) y cuando el vástago retrocede es como cuando lo estiramos, es decir el brazo de la excavadora se eleva y se pone en línea con la parte superior de la pluma.

Un sistema similar se usa para controlar la cuchara, con un cilindro sobre el brazo y una articulación que lo une a la cuchara (cuyos símiles humanos serían el antebrazo, muñeca y mano). Con el movimiento de avance en el vástago la cuchara descendería y al retroceder ascendería.

Y así es el funcionamiento de unas de las máquinas más versátiles a la hora de ayudarnos a cambiar el mundo






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...