21 de abr. de 2014

Caja de cambios

La caja de cambios es un elemento mecánico necesario en los motores de combustión ya que sin ella, los motores tendrían que tener una potencia enorme para poder tener un par lo suficientemente grande como para mover el coche.
También permite la marcha atrás, que el coche sea más eficiente al mantenerlo siempre en un rango adecuado de revoluciones y evita que el motor alcance rpm excesivas que podrían provocar el fallo de alguna pieza.


Su funcionamiento es sencillo,  consta de dos árboles de transmisión, el primero que gira  a la misma velocidad que el motor y contiene varios piñones fijos (tantos como marchas tenga el motor) y el secundario, que contiene platos libres engranados con los piñones del eje primario, además, contiene selectores de marchas, son piezas fijas a el eje que al poner una marcha encajan con uno de los platos, haciendo que sea fijo. La marcha atrás, contiene un engranaje extra para invertir el movimiento.


Principalmente hay dos tipos de familia de caja de cambios
-El manual: El más sencillo, el conductor controla el cambio de marchas en todo momento






Y el automático, dividido en dos clases.

-El manual pilotado: los componentes son los mismos que en el caso del manual pero hay una serie de elementos actuadores que son capaces de cambiar de marcha de forma automática. En los coches que lo tienen también se puede conducir de forma manual.



-El automático: no dispone de embrague, el conductor solo puede decidir si ir hacia delante o hacia atrás. En este caso su funcionamiento es mucho más complejo y en el interviene un  engranaje planetario bloqueando en cada marcha el desplazamiento de un elemento, un engranaje planetario solo puede dar dos marchas distintas, en este caso hacia delante o marcha atrás. Las distintas relaciones de transmisión no se realizan en la caja de cambios en esta clase


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...